Mindhunter redobla su apuesta por lo sombrío

La más espantosa realidad

5min 2
Nº2054 - al de Enero de 2020
Fernando Santullo

Si algo caracterizó a la primera temporada de Mindhunter fue la oscuridad. No solo en su tratamiento visual, pleno de metálicos tonos oscuros, también por su material más profundo: la posibilidad de sondear en las mentes de los más espantosos criminales, para intentar prevenir el accionar de otros criminales o intentar detenerlos cuando ya se han puesto a matar. La segunda temporada de la serie de Netflix redobla la apuesta y a ese sondeo de las mentes de los peores asesinos le agrega dos decenas de asesinatos de niños.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.