Los riesgos del mundo conectado

2min 3
Nº2059 - al de Febrero de 2020
por Gonzalo Gutiérrez *

Para los memoriosos, allá por octubre del 2000 la fiebre aftosa entró al Uruguay, concretamente al departamento de Artigas. Si no me falla la memoria, el origen de la enfermedad se focalizó en un productor de apellido Arbiza, quien supuestamente había comprado ración para unos cerdos de su propiedad y ese fue el vehículo de la entrada del temible mal al país. Fue el inicio de una época muy difícil para el Uruguay que empezó con algo aparentemente inocente.

Continúa leyendo, forma parte de nuestra comunidad.